Acciones de RSC – ¿Son siempre buenas?

Casi todas las empresas le prestan atención a la Responsabilidad Social Corporativa, ya sea para mejorar nuestro planeta o mejorar su propia imagen. Pero en general, todo se reduce a marcar la diferencia. Sin embargo, esto no es nada fácil. No se trata solo de decir lo correcto, sino también de implementar las acciones de RSC de manera adecuada.

Es común que oigamos sobre actividades de RSC exitosas que han contribuido a nuestra comunidad o a cierto grupo de la sociedad, pero hay muchas acciones de RSC que han fracasado. ¿Por qué fracasan? ¿Mal planeamiento? ¿Falta de detalle? Vamos a averiguarlo y encontrar una forma fácil de evitar estos errores.

  1. Las personas no hablan entre ellas

Muchas veces las compañías durante las primeras etapas de actividades de responsabilidad social corporativa no tienen la suficiente comunicación entre los diferentes departamentos y empleados, de forma que la información se pierde. Pero incluso en organizaciones grandes y con mucha experiencia hay problemas de comunicación. Tienen operaciones en departamentos específicos, los cuales tienen muchos proyectos que llevar a cabo al mismo tiempo y muchas veces tienen que resolver problemas multidisciplinarios: aquí es donde la comunicación puede fallar.

Implementar una campaña de RSC puede ser muy complejo, pero siempre hay una forma de hacerlo más simple. El software de Optimy es una forma fácil de administrar todos tus proyectos. Entre otra opciones, te permite crear equipos de trabajo dentro del software y asignar automáticamente las solicitudes que llegan a diferentes equipos basado en tus criterios. Lo cual hace que la comunicación y las tareas de administración sean mucho más simples.

  1. Inexperiencia y falta de equipo o líder de RSC

Otra razón por la cual las actividades de RSC pueden fallar es la falta de experiencia o liderazgo. Cuando una empresa tiene por primera vez un gran presupuesto disponible pero no dispone de empleados cualificados para identificar los programas apropiados, suele acabar en desastre. Sin embargo, no es verdad que no puedas llevar a cabo una campaña de RSC exitosa si en tu empresa no hay establecida una cultura de RSC. Por ejemplo, la opción para seguir el presupuesto de Optimy te permite crear un documento del presupuesto general que puedes seguir en cualquier momento. Nuestro software permite al usuario realizar varias tareas con un solo click, de esa forma no te sientes abrumado por la cantidad de tareas administrativas o recurrentes y te puedes centrar en tus prioridades principales.

  1. Falta de integración de RSC en la actividad principal

No es fácil implementar un proyecto de RSC y los sistemas necesarios para administrar este complejo mix de actividades sociales y medioambientales todavía están rezagados. La integración completa de las actividades de RSC en la estrategia de negocio es crítica para un desarrollo y ejecución exitosa del proyecto.

Siempre es mejor aprender de los errores de otra persona, contáctenos para averiguar más sobre Optimy y asi ¡evitaras estos errores!

Fuentes:

https://meganeclark.wordpress.com/2012/09/17/good-csr-gone-bad/

http://www.theatlantic.com/business/archive/2014/04/why-making-corporations-socially-responsible-is-so-darn-hard/360984/

https://corporatewatch.org/content/whats-wrong-corporate-social-responsibility-csr-isnt-delivering

http://www.triplepundit.com/2012/05/5-reasons-apples-csr-strategy-doesnt-work/

http://www.bsr.org/en/our-insights/blog-view/top-10-csr-issues-and-trends-for-the-extractives-industry-in-2013

Desde 2011 facilitamos la creaciòn de proyectos de gran impacto. Optimy es el software  para patrocinios y subvenciones más centrado en sus clientes. Recolecte, seleccione y gestione todos sus proyectos con una sola herramienta.

EMPEZAR